domingo, 24 de agosto de 2008

Un viaje demasiado largo

En estos momentos deberíanos estar volando hacia Alaska, pero no: estamos todavía en Frankfurt. Parece ser que el accidente de Barajas ha extremado las medidas de seguridad hasta el máximo y están retrasando muchos vuelos si no están al 110% revisados y en condiciones. De hecho ayer por la noche nos encontramos en el hotel a cientos de españoles cuyo vuelo había sido cancelado pues el avión no obtuvo el permiso para salir de Barajas. ¡Que todo esto sea por la seguridad!

El caso es que nuestro vuelo se ha retrasado 8 horas y nos han dado una habitación en el hotel Steigenberger, muy cerca del aeropuerto, donde estamos descansando. Hemos caminado un poco por un magnífico bosque y estamos viendo la ceremonia de clausura de los JJOO, que no habríamos visto de estar volando. Así que algo hemos aprovechado.

El viaje de ida se está haciendo más largo de lo previsto, pero el ánimo está alto, y esperamos estar también muy altos, a unos 10.000 m, dentro de unas horas, pues eso significaría que hemos logrado salir hacia nuestro destino final.

1 comentario:

Tomas dijo...

Hola a los tres aventureros.
Aquí estamos siguiendo vuestras peripecias en vuestro deambular por esos aeropuertos del mundo.
Sentimos sana envidia y todos los dias nos daremos una vuelta para saber que tal os va.
Mucho änimo y a disfrutar
Besos:
Tomás