viernes, 14 de agosto de 2009

Agua helada

Los glaciares son siempre espectaculares. Pero cuando lo ves desde arriba, en un día soleado, contemplando toda su extensión, la palabras se quedan cortas para describir la emoción que se experimenta. En el PN de Skaftafell tuvimos la oportunidad de ver el glaciar Skaftafell en toda su magnificencia, con el bonus adicional de contemplar el pico más alto de Islandia, de 2110m.


Contemplando el glaciar sentimos la necesidad de explorar esa superficie helada, llena de grietas y recovecos (bueno, ya se que la gente normal no siente esas necesidades pero es que nosostros somos un poco raros). Asi que al dia siguiente contratamos una excursión sobre el glaciar de Svinafell. Equipados con crampones, arneses y piolets, emprendimos la aventura guiados por una experta escaladora islandesa.


Durante 4 horas anduvimos por esa superficie irregular, contemplando grandes grietas y cuevas asombrosas. Es una experiencia muy interesante, que solo puede realizarse acompañado de un guia experto y con el equipo adecuado -no intentéis hacerlo por vuestra cuenta, puede ser muy peligroso.

1 comentario:

joseluis dijo...

La verdad es que el paseo por el glaciar tuvo que ser algo sensacional. Ir pisando los caprichos que ha querido ir formando el agua durante decenas, cintos o miles de años; debe ser algo que llena todos los sentidos y que los que estamos con 40º no podemos ni imaginar.
Por cierto, deciros que estamos pasando los día y noches más calurodos de todo el verano. Esta mañana cuando cogí el coche para venir al trabajo (a las 07:00) teníamos 24º en Badajoz capital.
Nada comparado con vuestro buen tiempo de : nublado y 11º :-)